Audition Records Skip to main content


VINYL TERROR AND HORROR Y ROGELIO SOSA
REGISTROS DE AUDICION 06 | CAÍDA
por Andrés Oriard

previous | next

 

 

La música que produce Rogelio Sosa siempre me ha generado una sensación de vértigo, de algo que no termina de ocurrir pero es posible escuchar a través de, mientras te mantienes suspendido en tensión. Sosa ha producido un cuerpo de obra a lo largo de su carrera que no se detiene en géneros o nomenclaturas, buscando implementar los recursos de la improvisación, el ruido, la electroacústica, la voz y la guitarra para producir estados alterados de percepción, llevando de distintas formas los recursos al límite.

 

Videocobertura por Concepción Huerta / Audition Records. Ex Teresa Arte Actual 2014

 

Llama la atención por el cambio que Sosa haya intentado para esta ocasión un set de no input mixing / feedback mixing, con efectos que aún se encuentran en proceso. Mientras la exploración con feedback tiene una larga tradición — en figuras como Steve Reich o John Cage —, la mezcla con consola convertida en instrumento musical es algo reciente: en tanto sistema que introduce y modifica constantemente un loop, donde la salida de retroalimentación se dirige a la misma entrada. La implementación de lo que se denominó “no-input mixing board”, término acuñado en 1998 por el músico japonés Toshimaru Nakamura, ha sido tratada de manera generalizada en investigaciones sonoras hacia lo contemplativo o inestable. Sosa trabajó con estos sistemas de caos o complejos, llamados así debido a que no es posible controlar completamente el circuito, por medio de pedales y rack de efectos con fines experimentales pero donde siempre se distinguía el enérgico ritmo que lo caracteriza.

 

Videocobertura por Concepción Huerta / Audition Records. Ex Teresa Arte Actual 2014

 

En tanto el set que presentó Vinyl Terror and Horror, no obstante su capacidad para controlar la mezcla de sonidos que remiten a los ambientes de películas de terror clásicas y el vistoso dispositivo escultural en tornamesas y discos modificados, es necesario señalar que resulta algo que ha sido revisitado continuamente y con mayor complejidad por varios artistas al menos los últimos 50 años. Como clara referencia formal bastaría recordar al checoslovaco Milan Knížák, vinculado con el grupo Fluxus, quien desde 1963 comenzó a manipular extensamente discos de vinyl al romper, quemar, pintar y pegar distintos segmentos, además de dejar inutilizables las agujas lectoras, para señalar materialmente los efectos de destruir sonido a partir de sus soportes. En adelante encontramos múltiples referencias conceptuales de Vinyl Terror and Horror en la obra Christian Marclay y más cercanamente en Otomo Yoshihide, como el gesto de la integración de música y sonidos que revelan tiempos y velocidades en tránsitos simultáneos.

Quizá el set de reunión de Vinyl Terror and Horror y Rogelio Sosa me resultó más sugerente, debido a los distintos rangos sonoros que ocuparon y a la necesidad de reunir en la improvisación una misma idea de opacidad y tenebrismo. Esto ocurrió como un anhelo de ruptura frente al margen de lo reconocible en lo consciente e inconscientemente.

* * *

Andrés Oriard
2014

 

Publicado el Jueves 26 de Marzo de 2015
Más videos y fotos de Registros de Audición #06 > auditionrecords.com/exteresa06.php